HIFU

Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU – High Intensity Focused Ultrasound). Una forma revolucionaria de tratar el cáncer de próstata, disponible en nuestro CDU. El HIFU es una terapia precisa y focalizada que reduce el riesgo de las complicaciones causadas por la cirugía y la radiación.

El HIFU utiliza energía ultrasónica, u ondas sonoras, para calentar y destruir áreas específicas de tejido. Durante el HIFU, las ondas sonoras pasan a través del tejido sano sin causarle daño. Sin embargo, en el punto focal de las ondas sonoras (como una lupa que enfoca los rayos solares para quemar una hoja) la temperatura se eleva a 90 grados centígrados destruyendo el tejido seleccionado.Ventajas terapéuticas sobre los tratamientos de cáncer de próstata tradicionales:

Preguntas Frecuentes

El HIFU se investigó originalmente en los Estados Unidos hace casi 50 años. Focus Surgery, Inc., los desarrolladores de Sonablate®, presentaron la primera aplicación para la enfermedad prostática a principios de la década del 90. A la fecha, se han realizado más de 5.500 tratamientos con el Sonablate®, y existen casi 100 centros Sonablate® 500 en todo el mundo. Uno de ellos es el CDU.

El HIFU con el Sonoblate 500 es un procedimiento de una sola vez, que demora de una a tres horas aproximadamente.

Ya que el Sonablate® HIFU es un procedimiento no invasivo, tiene efectos secundarios mínimos. Durante las primeras dos semanas después del procedimiento, el paciente puede experimentar síntomas urinarios muy leves, tales como frecuencia y/o urgencia urinaria. En los primeros dos meses, un paciente puede eliminar ocasionalmente una pequeña cantidad de sangre o mucosidad en el flujo urinario, lo que es normal. Después del procedimiento se inserta un catéter urinario, el cual se debe mantener en su posición durante 2 o 3 semanas.

El HIFU es completamente libre de radiación. La energía del ultrasonido, al contrario de la radiación, no es ionizante, lo que significa que no va a lesionar ningún tejido fuera del área enfocada. Aunque tanto la braquiterapia como el HIFU son considerados mínimamente invasivos, el HIFU sólo requiere un tratamiento. Además, las semillas radioactivas que son implantadas durante la braquiterapia permanecen en la próstata y potencialmente podrían causar daño al tejido que rodea la próstata, aún varios años después de someterse al procedimiento. El HIFU, en cambio, es un procedimiento enfocado y preciso, nada fuera de la zona enfocada es afectado.

El sonoblate 500 está programado para tratar toda la glándula, o parte de ella, de acuerdo a cada paciente. Para ello es importante la evaluacón de su médico urólogo para definir cuánta glándula debe ser tratada. Esta particularidad (la de poder tratar parte o toda la glándula) es única del HIFU, ya que las otras tecnologías no pueden tratar parcialmente la glándula.

Si le han diagnosticado cáncer de próstata localizado que no se ha extendido ni presenta metástasis fuera de la glándula, puede ser candidato para el HIFU. Se recomienda que revise su expediente médico e historia clínica particular con un médico certificado en HIFU para confirmar si usted es o no candidato para ser tratado.

Durante el HIFU, se realiza la ablación completa de la próstata, incluyendo la uretra prostática. Sin embargo, la uretra se deriva de un tipo de tejido diferente (epitelio de tipo escamoso de la vejiga) y no de tejido prostático (glandular, fibroso y muscular), por lo que se regenera con el tiempo. Aunque la uretra es una estructura anatómica importante, el esfínter y el cuello de la vejiga son más importantes para mantener la función urinaria. Durante el HIFU, el esfínter y el cuello de la vejiga son identificados y evitados.

Si, el Sonablate® HIFU puede ser repetido si es necesario, aunque en la mayoría de los casos es un procedimiento que se realiza una sola vez. Adicionalmente, a diferencia de la radiación, el HIFU es una fuente de energía limpia, así que no impide que el paciente busque otros tipos de terapia de rescate en caso de recurrencia.

El Sonablate® HIFU es un procedimiento ambulatorio y generalmente no requiere hospitalización. El procedimiento usualmente tarda de 1 a 3 horas con 2 a 3 horas de recuperación. Tras el período de recuperación, el paciente es dado de alta.

  • OSDE
  • OMINT
  • Swiss Medical
  • Prevencion Salud
  • Unión Personal
  • Obra Social del Personal Gráfico
  • Obra Social de Seguros
  • OSDIPP
  • Luis Pasteur
  • Centro Médico Pueyrredon
  • Galeno
  • Colegio de Escribanos
  • APM
  • Sadaic
  • Simeco
  • Aca Salud
  • APSOT
  • SERVESALUD
  • medife
  • Docthos
  • OSPJN
  • OPDEA
  • SMAI
  • MITA