Enuresis (El niño que moja la cama)

Definimos como enuresis al escape involuntario de orina. Ya sea si se trate de un síntoma que aparece durante el día o durante la noche, se llama enuresis diurna ó nocturna. La más común es la nocturna (niño que moja la cama) y la que motiva la mayoría de las consultas.

Existen muchas controversias alrededor de este síntoma pero las principales son: ¿Se debe tratar la enuresis?- ¿A partir de qué edad hay que tratarla ?- ¿Quién la debe tratar: un psicólogo, un médico?.

Los urólogos infantiles pensamos que la enuresis es un síntoma sumamente invalidante desde el punto de vista social (niños inhibidos de concurrir a campamentos ó a dormir a casa de algún compañero, por ejemplo) y, por lo tanto, debemos tratar de solucionarlo a la brevedad. La edad en la que comenzamos los tratamientos es a partir de los 6 años.

La enuresis es un síntoma que puede obedecer a causas orgánicas y/o psicológicas. Cuando la enuresis es primaria (presencia del síntoma desde que el niño dejó los pañales) es poco común encontrar causas psicológicas y sí podemos hallar alguna alteración orgánica. Por el contrario, en las enuresis secundarias (aparición del síntoma luego de un período no menor de 6 meses en el que no existía incontinencia de orina diurna ni nocturna) es habitual encontrar algún desencadenante psicológico.

Las causas orgánicas de la enuresis pueden clasificarse en dos grandes grupos: a) las alteraciones en el comportamiento vesical y b) el aumento de la producción de orina por el riñón durante la noche. En el primer caso es común que el niño presente síntomas diurnos y nocturnos (urgencia miccional, aumento de la frecuencia, moja la cama en la noche y a la siesta) debido a que la vejiga presenta una capacidad disminuida por la aparición de unas contracciones vesicales repentinas que el niño no puede frenar (contracciones no inhibidas). El tratamiento adecuado en estos casos es la administración de anticolinérgicos para eliminar dichas contracciones. El más comúnmente usado es el cloruro de oxibutinina.

En el segundo caso (aumento de producción de orina nocturna), el único síntoma es que el niño “moja la cama durante la noche”. Esto se debe a la disminución en el nivel sanguíneo nocturno de una sustancia que frena al riñón en su producción de orina: la vasopresina u hormona antidiurética. El tratamiento en este caso es la administración de hormona antidiurética durante la noche.

Previo al tratamiento habrá que realizar estudios elementales que en ningún caso deberán ser traumáticos.

Dr. José Roberto Castéra Urólogo infantil

Copyright © 2013 Centro de Diagnóstico Urológico S.R.L. Todos los derechos reservados.